Titulares III

No me acostumbro al tacto de otros folios.
El otro día me asusté viéndome desnuda escuchando cómo susurraban “qué bien te quitas la ropa, qué maravilla”.
¿Me ven el cuerpo? ¿Acaso nos ven el cuerpo?
Ahora ve y diles que visto con harapos. Que soy una impostora y sé poco de técnica.
No creo que lo hagas de ese modo.
He visto en tus ojos partículas de polvo suspendidas que no sirven para nada.
Ahí quedan, desapercibidas, ahí quedan.
Salen cuando habita la otredad o el aburrimiento.
Cuando amanece, con luz, una onda de fractales.
Ya lo dijeron: somos polvo.
Supongo que ahí nos veremos. O en el regreso a los cuerpos.
He visto que se te da bien eso de encontrar butrones.
Supongo que será por la resonancia; vas palpando en los pulmones y conoces con precisión cómo suena el vacío en caja torácica.
De modo que golpeas con el puño y, de nuevo, polvo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s